Dictan medidas de coerción contra el chofer de El Nene La Amenazzy por porte ilegal de arma

El Nene La Amenazzy fue apresado en Santo Domingo en horario de toque de queda. (Fuente Externa/Archivo).

Santo Domingo, RD.-La Fiscalía del Distrito Nacional obtuvo medidas de coerción contra el imputado Joshua Alejandro Lucero Valdés por incurrir en el delito de porte ilegal de arma de fuego, durante un hecho en el que también fue detenido el artista urbano El Nene La Amenazzy, de quien es chofer el encartado, la noche del martes 13 de octubre de 2020, por violación al toque de queda.

Tras evaluar los elementos de prueba aportados por el Ministerio Público, la jueza de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, Lissa Beras, impuso las medidas de coerción al imputado Lucero Valdés, consistente en el pago de una garantía económica de RD$50,000.00, impedimento de salida del país y presentación periódica.

El Ministerio Público otorgó al presente caso la calificación jurídica de violación a los artículos 66, 67 y 69 de la Ley 631-16, para el Control y Regulación de Armas, Municiones y Materiales Relacionados, el cual tipifica el porte ilegal de armas de fuego.

Sobre los hechos que se le imputan a Lucero Valdés, el expediente narra que en un puesto de retén localizado en la avenida John F. Kennedy, sector Arroyo Hondo Viejo, alrededor de las 10:30 de la noche, miembros del Ejército detuvieron el vehículo que conducía el imputado, quien se desplazaba junto a José Daniel Betances Espinal (nombre de pila del cantante urbano) y otras tres personas, en violación del horario de toque de queda instaurado por el Poder Ejecutivo para evitar la propagación de la pandemia de la COVID-19.

Agrega que, en presencia del imputado Lucero Valdés y de Betances Espinal, el cual se trasladaba en la parte trasera de la yipeta, los agentes actuantes procedieron a revisar el vehículo. Fruto de la revisión encontraron, debajo de la alfombra del asiento del copiloto, un arma de fuego marca Glock, calibre 9 milímetros, con su cargador y 10 cápsulas, propiedad del encartado, quien no presentó ningún documento que justifique su porte legal. En consecuencia, se le leyeron sus derechos constitucionales y fue puesto bajo arresto.